Bodega de la Trattoria: La torta de 5 leches de Sandra Plevisani

Acabo de salir de la Bodega de la Trattoria, el restaurante italiano de la famosa repostera Sandra Plevisani, donde puedes probar cualquiera de sus postres célebres o comer buena pasta con una copa de vino y tener una velada agradable con amigos. Un must eat en Lima.

Era la hora del lonchecito y probé su famoso postre Cinco leches, una de las estrellas del restaurante y un fenómeno de las antiguas ediciones del festival de gastronómico Mistura en Lima, donde ella misma la vende. El Cinco leches de Sandra cuesta 24 soles, poco más de 6 euros, que está bien para un bolsillo español pero que ciertamente es algo caro para un peruano medio. Simplemente si lo comparas con el precio de los menús del día en Lima, que están en torno a los 10-15 soles. Claro que, por el tamaño que tiene, bien se puede compartir, y ya la cosa cambia.

El postre a primera vista es espectacular, un monumento. Después de probarlo, comprobé que sin duda era bueno. Sin embargo, me ha servido para darme cuenta que supera mi nivel de golosidad, está pensado para los más dulceros, la generosidad de Sandra es grande y te puede embriagar con tanto agasajo: leche condensada, leche evaporada, crema de leche fresca, leche de coco, leche fresca y manjar blanco, son las cinco leches que bañan el bizcocho. Dos de los lácteos, se presentan como merengue y manjar blanco montados, y luego en la decoración, lleva coco rallado y trozos de fruta fresca, en la leche derramada y una rejilla de caramelo, hecho de miel de azúcar. Un chute de glucosa que te pone a mil, sin duda mejor que un Redbull (bebida energizante). Tanto así fue mi experiencia que no puede acabármelo yo sola, de forma que lo pedí para llevar y compartirlo en casa, y de paso repartí melosidad entre los míos 🙂

La Bodega de la Trattoria

  • Lo recomendaría: Sin duda, una buena opción para comer pasta y postres
  • Dirección: Avenida Armendáriz 299, Miraflores, Lima (su primer restaurante)

 

Un comentario:

  1. Tja, me imagino que tal melosidad 🙂
    Desde que vivo en Europa he comprobado que a nosotros los Peruanos
    se nos caracteriza por la dulzura (pero de azucar).
    No lo he probado, pero de solo leer, ya se me estan pegando los labios.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *