¿Puedes confiar en el repartidor de apps de delivery?

 

Esta tarde ya se notaba el movimiento de pedidos delivery en McDonald’s. Motos, bicicletas, coches. La gente sí se está animando a pedir comida. Las imágenes que he tomado, son de esta noche en torno a las 21h, pero conforme avanza la hora, empiezan a llegar más repartidores. Y se empezaron a aglomerar en la puerta. Varios de ellos, no tenían mascarilla ni guantes. Otros, sí los llevaban, aunque alguno hay que lo usa como el casco «quita multas», mera apariencia de cara al cliente, como el señor de camiseta naranja que reparte en su coche: es de Glovo, tenía la pegatina de la compañía en el cristal de su coche y su mascarilla colgada en el espejo.

 

El funcionamiento es el siguiente:

 

Los repartidores de las apps llegan a McDonald’s, dicen un código, y sale un trabajador del restaurante protegido con mascarilla y guantes a dar los pedidos en bolsas de papel precintadas con pegatinas, y se los da a los repartidores de las apps. OJO, no les dejan entrar al local, todo desde la puerta. Y se retira el repartidor. Se va a su vehículo, pero antes escanea con su móvil el código de pedido. En Glovo, por ejemplo, un protocolo que tienen es que el pedido no lo cojan por las asas de la bolsa para evitar el contagio, sin embargo, he visto todo lo contrario.

 

Cada empresa de las apps ha hecho su propio protocolo de sanitario, pero, ¿quién fiscaliza que el protocolo se cumpla? ¿Es seguro pedir delivery de las Apps de comida?

Tengo más confianza en que los propios restaurantes contraten a su propio personal de local para que reparta comida. Al menos, tengo en quien confiar, quiero pensar que se lo tomarán más en serio. Además, así no tendrían que estar desempleados.

PD. Las fotos que hice no salieron muy buenas. Éstas son las más nítidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *