La Coca-Cola personalizada es chévere pero no con botellas que vencen en menos de una semana #comparteCocaColaVENCIDAcon

Quién no se sabe a estas alturas de esta genial campaña mundial de Coca-Cola de vender sus botellas personalizadas con nombres propios de ciudadanos de cada país. Chévere, ¿cierto? Lo que pasa, es que no siempre encontramos nuestro nombre, algo que incluso se vuelve más difícil en el Perú por la gran complejidad de nombres, que tenemos, y entramos en pánico en el súper por no encontrarnos… Sin embargo, para no enfadarnos porque no aparece nuestro nombre, Coca-Cola Perú ha tenido una genial idea: que cada cual pueda personalizar su nombre en la etiqueta, y ha montado una atractiva promoción itinerante por distintos centros comerciales en unos módulos de la marca cada fin de semana.

Éstos, siempre están llenos de colas con gente emocionada por tener su botella personalizada con su nombre o para regalar a un familiar querido. Por el mismo precio que puedas adquirirla en cualquier supermercado (2 soles), la puedes tener personalizada. El procedimiento es sencillo: haces tu colita frente al módulo de Coca-Cola, y al llegarte el turno hay una persona que te hace boleta y te cobra, y a continuación, otra que te ayuda a hacer el pedido mediante una app que han desarrollado para gestionar los pedidos a través de tablet, eligiendo el número de botellas que solicitas, y para cada una, el nombre personalizado y si será de Coca-Cola (regular) o Coca-Cola Zero. Los nombres personalizados tienen restricciones de formato, no se permiten más de 9 letras, y tampoco son admitidos caracteres con tildes, guiones, etc… ni siquiera la propia “Ñ”.

 

Curiosamente, dentro del módulo hay alguien que recibe los pedidos y va imprimiendo las etiquetas personalizadas. Como había poca gente, imprimí tres, que fueron “Suspiro” “de” “Limena”, claro 🙂 Yo estaba tan feliz con mi travesura hasta que me doy con la sopresa que las botellas personalizadas de Coca-Cola regular caducan el día 2 de octubre y las de Coca-Cola Zero el día 3 de octubre, es decir, nos están colando el stock sobrante a cinco días de vencimiento, a partir de la cual, ya no podrían ser comercializadas. Todo un detalle a tener en cuenta. Es una pena que esta promoción con tal aceptación del público, con generosas colas de espera, al final quede manchada con este detalle pequeño, pero no poco importante. Espero que si Coca-Cola lee esto, tome nota para el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *