¿Quién suspira?

Todo empezó cuando me fui a vivir a Madrid

… y no sabía cocinar

 

Hola, me llamo Fabiola y soy la limeña que suspira. Vivo en Madrid hace tres años. Este blog nace porque no sabía de cocina mi mamá me empieza a enviar sus recetas por Internet y francamente yo tenía varios ingredientes en mi despensa, que me traje de Perú, pero que no utilizaba, así que empecé a preparar muchos de sus guisos.
 
Poco a poco, va despertando mi interés por la cocina. Para ello, se me presenta el reto de conseguir  ingredientes como por ejemplo las papas amarillas o el choclo (maíz andino) en Madrid, así que de no saber absolutamente nada de dónde comprar estos ingredientes, voy investigando y encontrando, muchos rinconcitos escondidos en la ciudad.
 

Por otro lado, y es la cerecita del pastel, la cocina peruana está de moda en todo el mundo, así que la gente y mis amigos españoles, me van preguntando por la cocina peruana o por alguna recomendación de algún sitio bueno para comer ‘peruano’. Es así que yo voy haciendo recorridos por los restaurantes de Madrid y me voy descubriendo muchos lugares y cosas curiosas de Perú en Madrid, que quiero compartir contigo.

 

¿Me acompañas en esta aventura?

 

¿Por qué se llama Suspiro de Limeña?

 
Primero, por el postre, Suspiro a la limeña, tradicional de Lima. La historia de su elaboración es curiosa. La cocinera que lo ideó fue Amparo Ayarez pero su esposo y poeta José Gálvez Barrenechea es quién le da el nombre y la bautiza como ‘Suspiro a la limeña’,  porque dice que es suave y dulce como el suspiro de una mujer.
 
Y segundo, porque ‘suspiro’ indica deseo, en este caso por la comida. ¿Quién no ha suspirado por tomarse un pisco sour o comer un ceviche? Este sentimiento se nota mucho más, cuando estás lejos de la tierra. Y obviamente, ‘limeña’ porque Lima es el lugar donde nací.

 

4 comentarios:

  1. Hola Fabiola, el nombre correcto es “Suspiro de Limeña”. cuando se dice “a la…” tiene otra connotación y pierde el sentido original del nombre y la historia tras él. Por defecto, solemos mencionar muchas cosas “de” en la forma “a la” y viceversa. Como al decir… “papa de la huancaína” ¿a que no es igual verdad?

    Bueno, ya tanto darle al tema y dado que no soy ningún experto lingüístico, sólo animarte (y amenazarte si falta hace) en continuar publicando y dándole vida a tu blog, que resulta ameno, es causante de algunos de mis antojos al leerlo y se denota un derroche de gusto y pasión por expresar las bondades de nuestra gastronomía; sí, soy peruano.

    Gracias y a seguir dándole al teclado! (y al paladar) 😉

    Saludos.
    GMC.

  2. Muchas gracias, Geff. Aprecio mucho tu comentario y me alegra que te guste 🙂 El blog solo es un granito de arena para promover nuestra gastronomía y te animo que si ves alguna novedad gastronómica que quieras compartir, me la envíes para compartirlo en redes sociales. Estaré feliz de recibirlo. Saludos

  3. Buenos días Fabiola,
    Nos gustaría hacerte llegar una invitación.Por favor me puedes pasar tu email?Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *