Suspiro de Lime├▒a estuvo en Experiencia Verema Madrid 2018

Showroom de bodegas, Verema Madrid 2018

├ësta fue la sexta edici├│n de la Experiencia Verema Madrid 2018 que reuni├│ a 1300 entusiastas del vino en el Hotel Westin Palace, el pasado 11 de junio. Verema es una comunidad de aficionados del vino y de la gastronom├şa.

El evento es un escaparate vitivin├şcola de m├ís 60 bodegas y distribuidores, que muestran las bondades del vino en un showroom. Recorrimos todo el espacio y nos quedamos con cinco de ellas, que fueron las que m├ís nos llamaron la atenci├│n, tres de ellos, por su ligereza y frescura al paladar.

1. Flor de Muga, 100% garnacha, de la bodega Muga de La Rioja, es perfecto para el verano, ligero y suave para hacer llevadero el calor. Seg├║n nos comentaron, es un vino elaborado de mosto flor, la garnacha crece en vi├▒edos de 70 a 90 a├▒os.

2. Lágrima, malbec 2016, es un vino de Mendoza, Argentina, taninos suaves, delicado en boca y con poca graduación de alcohol.

3. Aula de autor, merlot 2015, denominación de origen Utiel-Requena, en boca es potente, con taninos dulces y toques cálidos.

4. La vie en rose, muy recomendado para el verano, refrescante, suave en boca, delicado y perfumado, uva 100% negrette, Francia.

5. Protos’27 tinto, un vino hist├│rico con nueva l├şnea de producto, s├│lo para restaurantes.

Bodega Protos, cata de D.O Rueda, Showroom bodegas

A la par, tambi├ęn se organizaron tres catas de denominaci├│n de origen, D.O. Cava, D.O. Rueda y C.R.D.O. Campo de Borja, en tiempos espaciados de ma├▒ana, mediod├şa y tarde.

Conocimos m├ís de cerca a la D.O. Rueda a trav├ęs de sus vinos y su uva aut├│ctona, la verdejo. Rueda es una localidad de Valladolid (Castilla y Le├│n) y una de las zonas de vinos blancos m├ís importantes de Espa├▒a, es un lujo haber asistido.

La cata fue impartida por Santiago Mora y ├ülvaro Puras. Para ello, seleccionaron 11 vinos con distintos perfiles arom├íticos y sensaciones en la boca. Los cinco primeros eran vinos j├│venes del 2017 que en el plano gustativo ten├şan una cierta acidez; los dos siguientes, de 2016, eran m├ís frescos, y contaban con una importante madurez y evoluci├│n. Seg├║n uno de los sumilleres, los vinos de ese a├▒o est├ín localizados en la provincia de Segovia, donde los suelos son m├ís ligeros y arenosos, pobres y con condiciones bajas como los vi├▒edos filox├ęricos. Por ejemplo, el vino Robert Vedel Cepas Viejas 2016┬áde Herrero Bodega, no tiene mucha expresividad en nariz pero por lo contrario se nota la cremosidad en el paladar, debi├ęndose esta sensaci├│n untuosa a que no ha visto la madera en la fermentaci├│n, es fruto de ese vi├▒edo filox├ęrico, cultivado en condiciones extremas y de estr├ęs h├şdrico. Fue uno de mis favoritos de la cata.

La cata se cerr├│ con broche de oro con el vino de la Corte Real, “De Alberto Dorado” verdejo, hist├│rico, que recupera la tradici├│n. Su tonalidad es dorada, el aroma va evolucionando de principio a fin, en un inicio parece manzana asada, toffee y despu├ęs hay notas de caf├ę. Se disfruta mucho m├ís en nariz que en boca, pues no deja de ser un vino de 17 grados, muy abrasivo. Una gran experiencia que espero repetir el pr├│ximo a├▒o, por lo pronto, me quedo con mi copa de la realeza, que invita a beberlo len-ta-men-te.

La siguiente experiencia es en Sal├│n de Vinos Especiales en Barcelona, el pr├│ximo 25 de junio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *